Denuncian irregularidades en el Cementerio San Vicente
Caso Carina Drigani
Caso Celeste Montes
Caso Andrea Castana, asesinada en marzo 2015
Drazile imputado por la Cámara Federal de Casación Penal por el caso Alós
Femicidio Liz Funes, la justicia admitió a su hermana como querellante 2-5-16
Caso CBI ya son tres los detenidos: Rodrigo, Vega y Sarrafian
Solo una condena por la muerte de Jonathan Villegas
Caso Nehemías prisión efectiva a policia y guardacarcel
Huracanes sacuden a la Policía de la Provincia de Córdoba
La secretaria de la oficina de Violencia de género imputada por hurto y vinculada al femicidio de Urbaneja
Comisario Marquez condenado por detenciones ilegales
Caso Hernán Sánchez
Femicidio Ingrid Vidosa
Siete imputados por violencia policial- Pasan a retiro a comisarios
Marcos Roldán desaparecido en diciembre 2013 Chile
Histórico juicio por la contaminación de Bº Ituzaingó
Promueven acción penal por el parto en el baño del neonatal
Paola Pedraza, llega a juicio por caso de discriminación

Llegó como testigo y lo reconocieron como asesino


En una barandilla de Tribunales II, el hermano de un joven al que mataron en un asalto identificó al supuesto criminal.Quedó detenido en el marco de una causa por dos homicidios ?criminis causae?.


Cuando caminaba por uno de los pasillos de la zona de las fiscalías de instrucción, en el edificio de Tribunales II, de la ciudad de Córdoba, Darío Ariel Achával no dudó.

?¡Este es el que mató a mi hermano!?, le dijo a su esposa, a la que había acompañado al edifico judicial por un trámite por la muerte de su padre.

Sorprendido y muy nervioso, Achával logró mantener la compostura y pidió hablar dentro de la fiscalía, donde consiguió relatar lo que estaba viviendo.

Con discreción, hicieron una consulta a otro fiscal que maneja la causa por ese homicidio y sus auxiliares confirmaron que podía tratarse de un presunto responsable del crimen de Juan Marcelo Achával (35).

Ante esto, detuvieron a Diego Germán Inga (36), quien quedó imputado por la figura penal más grave, homicidio criminis causae , que prevé la pena de prisión perpetua.

La detención se produjo ayer en la oficina del fiscal Alfredo Villegas, pero la causa por este crimen es acumulada por el fiscal José Mana, quien la sumó a otro asesinato perpetrado para garantizar la impunidad, en un asalto en el que mataron a un policía.

Por ambos homicidios están detenidos y con pedido de prisión perpetua un hermano de Inga y otros dos hombres.

Asalto domiciliario

El primero de esos hechos, en el cual habría participado el detenido ayer, ocurrió el 19 de enero de este año en barrio Ampliación Los Sauces, en camino a Capilla de los Remedios y Santa Bárbara, en la periferia nordeste de la capital cordobesa.

Según el expediente, fue un asalto domiciliario a la casa de la familia Achával.

Eran las 23.45 de una noche calurosa y el matrimonio estaba con dos hijas mayores de 30 años en el jardín, frente a la vivienda. Allí llegaron dos motos con cuatro hombres, tres con cascos y uno con pasamontañas, fuertemente armados.

Tras reducirlos y llevarlos al interior, maltrataron a los cuatro, al punto que al hombre le dieron un culatazo en la cabeza y a su esposa estuvieron a punto de cortarle un dedo para quitarle un anillo.

Esto sucedía mientras dos hijos del matrimonio dormían, al fondo de la propiedad.

Uno de ellos despertó y se cruzó en el pasillo con un pistolero (el que reconoció ayer).

El otro hermano fue en auxilio de sus padres y hermanas, y fue repelido de varios balazos, con la luz apagada.

Juan Marcelo Achával huyó herido por el lavadero y saltó hacia otra casa para dar aviso a la Policía.

Pero cuando estaba en la vereda, se topó de nuevo con los asaltantes, que le dispararon hasta matarlo. Los delincuentes se llevaron ocho mil pesos y alhajas.

Sin mediar palabra

Justo un mes después, siempre según el expediente de ambas causas acumuladas por el fiscal Mana, a las 20 del viernes 19 de febrero, en la carnicería de la esquina de Diego de Torres y Montes de Oca, en barrio José Ignacio Díaz, entraron a robar tres hombres, también motociclistas y con cascos.

Apenas ingresaron en el comercio, abrieron fuego, sin mediar palabra, en contra del retirado sargento de la Policía Julio César Guzmán, que estaba de civil cubriendo tareas de adicional.

El custodio habitual ?todos lo conocían como tal? recibió dos disparos, uno en una pierna (casi en la ingle) y otro en el abdomen.

Tras llevarse la recaudación del carnicero y la verdulera, los motochoros huyeron ante la vista de numerosos vecinos.

El expolicía murió desangrado en el mismo lugar porque un proyectil le seccionó la arteria femoral.

Detenciones

Días después, la Policía identificó a los autores de este último golpe y consiguió detener a dos de ellos, Jonathan Maximiliano Gorosito y Kevin Nicolás Oviedo.

El restante era Santiago Eduardo Inga, quien logró evadir la detención porque había conseguido una casa que le prestaron en Río Segundo.

Las diligencias judiciales permitieron dar con él y al detenerlo en esa vivienda se encontraron una copia de parte del expediente. Este hombre, Oviedo y Gorosito quedaron incluidos en ambos homicidios, el de Capilla de los Remedios y el de José Ignacio Díaz.

Con esos tres detenidos, Diego Germán Inga estaba ?tranquilo? porque nadie lo involucraba en ninguno de los dos hechos.

El hermano libre se movía con tanta liviandad que se le ocurrió ir a Tribunales 2 como ?testigo? de un accidente de tránsito.

Tuvo la mala suerte de que ayer al mediodía también concurrió a la misma hora y a la misma fiscalía la hija de un fallecido el fin de semana pasado en un accidente en moto. La mujer, embarazada, iba a pedir que le entregaran el cuerpo de su padre.

Tanta mala suerte tuvo Inga que ella se hizo acompañar por su marido, hermano del asesinado en enero.

?Lo reconoció porque lo cruzó en el pasillo de la casa la noche que mataron a su hermano. Se lo encontró de frente y lo identificó porque lo había visto sin la visera del casco, por su nariz, los ojos y el tipo de piel?, confió ayer una fuente judicial.

El ?reconocimiento espontáneo? le sirvió a la Justicia provincial para dar con una persona que buscaba hace más de ocho meses.

La voz del interios 3-9-16

 

LA DOCTRINA DE LA REAL MALICIA- EL EQUILIBRIO ENTRE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y LOS DERECHOS INDIVIDUALES: La reforma introducida a nuestro Código Penal  a través de la Ley 26.551, representa un significativo  avance  en el diseño de un nuevo paradigma en  materia de política criminal en lo referente a la protección de libertad de expresión, sin descuidar sin embargo la tutela de los derechos individuales al tiempo de penalizar determinadas expresiones  agraviantes o que importan una clara atribución calumniosa. Comercio y Justicia 1-6-17

LA SALUDABLE PARCIALIDAD DE LOS FISCALES: El elenco de garantías consagradas en materia penal, inevitable desprendimiento del art. 18 de la Constitución Nacional, fortalece de manera irrestricta los tres pilares fundamentales del procedimiento en materia criminal, con tres funciones operativas  diferentes, acusación, defensa y prueba, escenario en el que los representantes del Ministerio Público con independencia funcional y de criterio,  son fieles defensores de  los intereses de la sociedad toda, aunque sin convertirse en órganos ciegos e irreflexivos, premisa básica para preservar la legalidad del interés público. Comercio y Justicia 9-5-17

 

EXCEPTIO VERITATIS- LA EXENCION DE RESPONSABILIDAD PENAL La  protección penal efectiva del derecho al honor  y los límites de la respuesta punitiva en los tipos delictivos de Injurias y Calumnias, se aprecia en su verdadera dimensión jurídica en la prueba de la verdad “Exceptio Veritatis”. La procedencia de este beneficio en materia de imputaciones delictivas o acusaciones agraviantes,  reconoce su fundamento en la necesidad de alcanzar la efectiva protección  del interés social superior que prevalece sobre el individual, fortaleciendo los criterios de persecución penal en contra de los auténticos responsables de actividades ilícitas, eximiendo de responsabilidad penal a los que obran mediando causales de justificación eximentes de responsabilidad. Comercio y Justicia 17-4-17

LOS PELIGROS DE LA ERA DIGITAL Y EL ROBO DE IDENTIDAD Un verdadero sismo ha generado en nuestra  sociedad la incursión de novedosas modalidades delictivas que enmudecen e inmovilizan  .  Repugnantes  conductas que  ocultan el verdadero rostro de quien delinque desde la oscuridad , enfundado en  un disfraz que oculta el peligro real , y que exhibe técnicas que  perfeccionan peligrosamente su estilo en el tramo ejecutivo de  cada acción delictiva. Se trata de la inclemente irrupción de desconocidas actividades que asoman desde el horizonte de la ilegalidad y que se fortalecen peligrosamente al ritmo del desarrollo a nivel mundial del fenómeno de la globalización Comercio y Justicia 23-3-17

REGIMEN PENAL JUVENIL-EDAD DE IMPUTABILIDAD-EL DEBATE PENDIENTE En los últimos días, una frenética carrera de noticias  recorre la redacción de los principales medios de comunicación , anunciando casi como una solución mágica , frente al sismo que en nuestra sociedad genera la arremetida de la delincuencia juvenil en sus más variados ataques, bajar la edad de la imputabilidad de los menores de dieciséis a catorce años, inaugurando en materia de política criminal un esquema normativo de fondo, cuyo objetivo tal como se lo concibe no es otro que frenar el embate  de un inclemente incremento de la ola delictiva juvenil de la que participan activamente menores de edad,  sin tener en cuenta que la experiencia a nivel mundial en materia criminal, ha demostrado que el incremento  de los índices de criminalidad, no se compadece  con la severidad del régimen punitivo, bajando la edad de imputabilidad ni encarcelando a menores en proceso de desarrollo Comercio y Justicia 20-2-17

LA TEORIA DE LA ADECUACION SOCIAL Y LA EXCLUSION DE RESPONSABILIDAD EN MATERIA  PENAL Toda sociedad aspira a que cada uno de sus integrantes cualquiera sea su actividad, destino, posición económica, nivel cultural, religión etc  adecúe su conducta al régimen legal en vigencia, asumiendo una actitud civilizada, contexto en el que no resulta prudente ni admisible admitir la justificación de determinados comportamientos que transgreden el umbral de lo permitido, invadiendo el terreno de la ilegalidad so pretexto de ausencia de impacto por la nimiedad del perjuicio ocasionado en el desarrollo de estas acciones o por las características particulares que reviste la modalidad comisiva. Comercio y Justicia 9-2-17

EL CODIGO PENAL Y EL INFAME NEGOCIO DE LA MUERTE en los últimos años, la crónica policial con alarmante frecuencia nos ilustra acerca de prácticas perversas vinculadas a comportamientos humanos tan infames como indescifrables, tan cobardes como inaceptables, escenario donde un inadmisible vacío legal a la hora de reprimir determinadas inconductas generan desconcierto, desasosiego y hasta alarma social,  quedando al desnudo una inclemente realidad que viola las leyes de una nación y ofende a Dios Comercio y Justicia 15-12-16