Femicidio María José Urbaneja 11-2012

El TSJ suspende a funcionaria por no enviar oficio a tiempo


El crimen de "Majo" Urbaneja. Era la orden de exclusión de hogar dictada para proteger a ?Majo?, la joven asesinada por su expareja en 2012, en Villa del Totoral. Piden investigar actuación policial.

La funcionaria judicial de Jesús María fue suspendida por siete días por no enviar y asegurarse de que la Policía recibiera en tiempo y forma la orden de exclusión de hogar que había dictado un juez para proteger a María José Urbaneja, la joven que fue asesinada por su expareja en 2012, en Villa del Totoral.

La resolución, adoptada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en una acordada, afecta a Liliana de las Mercedes Tarragona, secretaria del Juzgado Civil, Comercial, Conciliación y Familia de Jesús María.

La resolución, a la que accedió La Voz, llevó al TSJ a investigar la actuación de Tarragona de forma administrativa. Pero, paralelamente, la secretaria también es investigada con el juez José Sartori por sus presuntas responsabilidades penales como funcionarios en el caso del crimen de María José ?Majo? Urbaneja. Ella fue asesinada de 32 puñaladas por su expareja, Cristian Alberto Peralta, el 26 de noviembre de 2012.

El hombre fue condenado a 16 años de prisión, como recordó la Justicia en su fallo web.

Reproche

A Tarragona se le reprochó un rol ?contrario a los deberes de idoneidad, diligencia, confianza y buen obrar? en relación a su función como secretaria, según la resolución del TSJ. En su descargo, la funcionaria rechazó los términos del reproche.

Este diario intentó contactarla para ampliar su opinión, sin éxito.

El máximo tribunal señaló que Urbaneja denunció a Peralta el 13 de noviembre por violencia familiar. Dos días después, el juzgado de Sartori recibió la presentación y dictó el oficio de exclusión y restricción.

La Voz del Interior 14-10-15


Femicidio de María Urbaneja: investigarán al juez de Jesús María por presunta inacción


El fiscal Víctor Chiappero había desestimado la denuncia contra el magistrado de Jesús María y su secretaria, pero la Cámara de Acusación le ordenó que la retome e investigue si pudo haberse evitado el femicidio de una chica en Totoral que había denunciado a su asesino. 

La Cámara de Acusación de Córdoba le ordenó al fiscal Víctor Chiappero que investigue qué incidencia tuvieron el juez de Jesús María, José Antonio Sartori, y su secretaria, Liliana de las Mercedes Tarragona, en el femicidio de María José Urbaneja (23), asesinada de múltiples puñaladas el 26 de noviembre de 2012 enVILLA del Totoral, en el norte de la provincia.

Por el crimen fue condenado en marzo pasado a 16 años de prisión el exconcubino de la chica, Cristian Alberto Peralta. 

La muerte de la joven madre (tenía una hija de 2 años con el acusado) motivó una catarata de críticas por parte de la familia de la víctima contra el titular del Juzgado de Primera Instancia y Única Nominación en lo Civil, Comercial, Conciliación y Familia de la ciudad de Jesús María, José Sartori, y su secretaria, Liliana de las Mercedes Tarragona, por supuestamente no haber ordenado el secuestro del arma que llevaba Peralta en su vehículo ni la restricción de contacto, pese a que el hombre fue denunciado por Urbaneja 13 días antes del femicidio.

Incluso, el entonces jefe de la Departamental Norte de Córdoba, comisario Daniel Ferreyra, sostuvo que la Policía se enteró de la existencia de una medida de restricción al día siguiente del femicidio, cuando el acusado ya estaba preso. 

Fue entonces que la familia Urbaneja presentó una denuncia por la presunta inacción de las autoridades judiciales. Según detallaron, María José "fue abandonada a su propia suerte, desamparada policial y judicialmente". "Los padres de María José (Hugo Daniel Urbaneja y Claudia Fabiana Bazán) exigirán una profunda investigación sobre las denuncias formuladas por su hija, que no encontró eco en las autoridades y fue dejada en estado de total desamparo e indefensión", explicó en su momento el abogado querellante Carlos Nayi. 

El letrado recordó que, entre la denuncia y el femicidio, María José y sus padres rogaron a la Policía que la protegiera. Incluso hablaron con el juez de la causa, José Sartori, quien citó en dos oportunidades a Peralta, sin que éste concurriera. Finalmente el juez designó una audiencia para el 5 de diciembre, cuando María José ya había sido secuestrada y apuñalada.

La denuncia por supuesta inacción judicial cayó mediante sorteo en manos del fiscal Víctor Chiappero, quien analizó el desempeño del juez y de su secretaria y finalmente archivó el caso. En su momento, Chiappero le dijo a Día a Día que llegó a esa conclusión porque no encontró "elementos" que demostraran que la Justicia de Jesús María no tomó las medidas correspondientes para proteger a María José. 

La familia Urbaneja apeló la decisión y la denuncia llegó a la jueza de Control Ana María Lucero Offredi, quien, a diferencia de Chiappero, sí encontró elementos para investigar al juez Sartori y a su secretaria Tarragona por los presuntos delitos de "falsedad ideológica y omisión de los deberes de funcionario público". Ante esta desaveniencia entre el fiscal Chiappero y la jueza de Control Offredi, la causa recayó en la Cámara de Acusación, que respaldó a la jueza Offredi y ordenó a Chiappero que retome la denuncia e investigue si la Justicia de Jesús María no actuó con la responsabilidad y celeridad necesarias para proteger la vida de esta joven madre.

Urbaneja descubrió que Peralta tenía una relación paralela y decidió terminar la relación. El hombre reaccionó y la amenazó de muerte, amenaza que finalmente cumplió en noviembre de 2012, cuando María José regresaba del balneario deVILLA del Totoral con una amiga y el hombre les cruzó su automóvil. Según se corroboró en el juicio, Peralta obligó a Urbaneja a subir en su vehículo, la llevó a su vivienda y la apuñaló al menos 26 veces. 

Durante el jucio, el acusado le pidió perdón a la familia Urbaneja y abrazó a la madre de María José, quien luego dijo que el asesino no estaba "arrepentido" del femicidio.

Dia a Dia 13-7-15


Investigarán al juez del caso Urbaneja por omitir denuncias

13/07/2015 | 07:58 | Se trata de un hecho de femicidio registrado en noviembre de 2012. La víctima habría presentado denuncias pero el magistrado José Antonio Sartori no habría actuado.


La Cámara de Acusación de Córdoba ordenó que el fiscal Víctor Chiappero investigue al juez de Jesús María, José Antonio Sartori, por haber supuestamente haber omitido denuncias previas en el crimen de Urbaneja, una joven que murió tras ser apuñalada por su ex en noviembre de 2012.

De acuerdo a la familia de la víctima, María José Urbaneja, por entonces de 23 años, habría presentado varias denuncias, según indicó a Cadena 3 el abogado de la familia, Carlos Nayi. 

A pesar de las reiteradas oportunidades en las que la muchacha advirtió sobre el accionar del agresor, murió tras recibir 32 puñaladas el 26 de noviembre de 2012 enVILLA del Totoral, en el norte de la provincia de Córdoba. 

"Ella pedía auxilio a la Justicia y a la autoridad policial. Su marido, al acecho con un arma, y le había anunciado que si no retomaba la relación la iba a asesinar. Desde el 12 al 26 (de noviembre) se lo citó dos veces pero el hombre nunca concurrió. El 26 la intercepta, la lleva de pelos al domicilio y la asesina brutalmente", describió Nayi.

Por este hecho está preso e imputado Cristian Alberto Peralta, su ex pareja, quien había sido denunciado por Urbaneja 13 días antes del asesinato.

Cadena 3 13-7-15

Continuaran investigando  a la justicia por el femicidio de María José Urbaneja

María José Urbaneja fue asesinada por su expareja, Cristian Omar Peralta, en 2012 en Villa del Totoral. Por el femicidio, Peralta recibió 16 años de cárcel. Pero una segunda parte vinculada al caso aún se dirime en los tribunales, y tiene que ver con la denuncia que los padres de ?Majo? hicieron contra el juez de Jesús María José Sartori y su secretaria Mercedes Terragona. 

Por discrepancia entre el fiscal y la jueza de control que atiende el caso, el fiscal de la Cámara de Acusación deberá investigar la denuncia de los padres de la joven, quienes acusan al juez y a la secretaria de Jesús María de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. 

La denuncia

Los padres de la joven denunciaron que el 13 de noviembre de 2012 la chica denunció a Peralta en la departamental de Villa del Totoral. María José dijo que la había amenazado de muerte a ella y a la hija de ambos. Pero en los días siguientes no hubo respuesta judicial. A Majo la mataron el 26 de noviembre. 

?Desde el 13 hasta el 26, el juez citó a Peralta en dos oportunidades y en ninguna de las dos él concurre. El relato desesperado de la joven, más el indicador de un hombre que se resiste a ir y con vínculos en la Policía, debió dar lugar a una rápida respuesta de la Justicia?, indicó el abogado Carlos Nayi, que representa a la familia Urbaneja.

Los padres denuncian que las autoridades judiciales estaban en conocimiento de las amenazas que había recibido Majo y no adoptaron las medidas contempladas en la ley de Violencia Familiar, con las que se podría haber evitado lo ocurrido. Según la denuncia de los padres, recién al día siguiente del femicidio recibieron la orden de restricción, cuando María José ya estaba muerta y Peralta detenido en Bouwer. 

El fiscal Víctor Chiapero entendió que la actitud del juez fue atípica pero no hubo delito. En cambio, la jueza de control Ana María Lucero Ofredi sostuvo en su resolución que la desestimación y el archivo resultan prematuros, y que se tiene que investigar lo ocurrido.

Ofredi discrepó con el fiscal y remitió el caso a la fiscalía de la Cámara de Acusación.

La Voz del Interior 2-7-15

Condenan a Cristian Peralta a 15 años de prisión

La Cámara Octava del Crimen condenó esta mañana a 16 años de prisión a Cristian Peralta por el femicidio de su ex pareja María José Urbaneja, de 26 años, a quien asesinó de más de 20 puñaladas en Villa del Totoral en noviembre del 2012.
El abogado querellante Carlos Nayi informó a Cadena 3 que la carátula es de "homicidio simple en concurso real, privación ilegítima de la libertad calificada y amenazas calificadas. La pena de 16 años de prisión se impuso por unanimidad".
La condena es inferior a la solicitada originalmente por Nayi, quien había pedido 22 años de cárcel. 
En el momento en que se produjo el crimen todavía no estaba vigente la figura de femicidio en el Código Penal.

Cadena 3 20-3-15



La Cámara Octava del Crimen resolvió esta mañana la pena contra Cristian Peralta, autor responsable de la muerte de la joven madre en Villa del Totoral. Ocurrió a fines de noviembre de 2012.

Cristian Peralta fue condenado a 16 años de prisión por la muerte de María José Urbaneja, la joven de 23 años asesinada de una treintena de puñaladas en la localidad de Villa del Totoral.

La Cámara Octava del Crimen resolvió la sentencia esta mañana, luego de que el condenado solicitara perdón y pidiera abrazar a la madre de la víctima.

La condena es inferior a lo reclamado oportunamente por el fiscal Hugo Almirón y el querellante Carlos Nayi, que habían pedido 18 y 22 años de prisión respectivamente.

El hecho, que sacudió el norte cordobés, se produjo en la tarde del 26 de noviembre de 2012, a pocas semanas que entrara en vigencia la figura de femicidio por violencia de género.

Es por ello que el debate se ventila en la Cámara Octava del Crimen está caratulado como homicidio simple, pero a ello se le suman las acusaciones por privación ilegítima de la libertad agravada, amenazas y coacción calificada.

En el debate fue trascendental el testimonio de una amiga de María José, pero también familiar del acusado, que presenció el momento del ataque.

Además en contra de Peralta pesó una denuncia previa por malos tratos que realizó Urbaneja quince días, y que derivó en una orden de restricción, por parte de la fiscalía de instrucción de Jesús María. Lamentablemente la notificación de esa disposición judicial llegó un día después que asesinarán a la madre de una niña de 2 años.

La Mañana de Córdoba 20-3-15

istian Peralta (27) fue condenado este viernes a 16 años de prisión por el femicidio de María José Urbaneja, a quien ultimó de 32 puñaladas en Villa del Totoral. 

La Cámara 8ª del Crimen de Córdoba lo condenó por los delitos de homicidio simple, privación ilegítima de la libertad calificada y amenazas calificadas. Peralta no fue juzgado por femicidio ya que el crimen ocurrió en 2012, antes de la incorporación de esa figura delictiva al Código Penal.

Un abrazo sin perdón

Un momento muy particular se vivió antes de la condena, cuando Peralta hizo uso de la última palabra. En ese momento dijo que se arrepentía de lo que había hecho y pidió dar un abrazo a los padres de María José. 

Los papás de la joven aceptaron. La madre de María José, Claudia Fabiana Bazán, accedió al abrazo y el padre le dio la mano.

La mujer dice que lamenta haberlo hecho pero que accedió porque necesitaba saber, en ese abrazo, si Peralta estaba arrepentido. ?Sé que no está arrepentido de lo que hizo?, dijo a La Voz

?Me arrepiento de haberle dado el abrazo pero como mamá necesitaba hacerlo para ver si estaba arrepentido. No lo logré, no vi ese arrepentimiento. Él era una persona fría, fue un abrazo frío. Fueron unas disculpas vagas que no venían del corazón. Fue un discurso armado?, dijo Claudia.

Seguir adelante

La familia sostiene que el abrazo fue una "estrategia" del condenado para tratar de "zafar" de la pena, pero no creen que eso haya modificado la decisión de los jueces. "Fue algo que me salió del corazón como mamá", dijo Claudia.

Pese a todo, la familia de María José se mostró conforme con la pena. ?Nosotros como padres no queríamos venganza sino justicia?, indicó la mujer. 

Claudia dice que ahora su esfuerzo está en seguir adelante, hacer el duelo y concentrarse en el crecimiento de su nieta, hija de María José, quien en mayo cumplirá 5 años.

La Voz del Interior 20-3-15

Piden duras penas por matar a ex pareja

 De que Cristian Peralta (24) asesinó de 32 puñaladas a su expareja, María José Urbaneja, en Villa del Totoral, en 2012, no hay dudas. La expectativa ahora está en saber qué resolverán los jueces de la Cámara 8ª del Crimen de Córdoba, que dará a conocer su veredicto el viernes 20 del corriente.

En el juicio que se le sigue al hombre, ayer el fiscal Hugo Almirón pidió 18 años de prisión, mientras que el querellante Carlos Nayi (representa a la familia de la víctima) exigió 22 años de cárcel por autor de homicidio simple. No se aplica la figura de ?femicidio?, ya que el crimen sucedió antes de la modificación del Código Penal en materia de violencia de género.

El defensor de Peralta, Jorge Johnson, pidió la absolución del homicida, al entender que actuó bajo un estado de emoción violenta. El letrado añadió que, en caso de que los jueces no compartan ese criterio, le apliquen el mínimo de la pena: 8 años de cárcel.

Según la causa, Peralta había amenazado dos semanas antes a María José con que iba a matarla. Las denuncias previas a la Justicia no evitaron el dramático final. Ambos eran padres de una pequeña.

La Voz del Interior 11-3-15


Piden penas de entre 18 años  y 22 de años de carcel para el acusado de matar a su ex de 26 puñaladas

El día 20 de este mes se conocerá la sentencia contra un hombre que a fines de 2012 asesinó de al menos 26 puñaladas a su ex concubina en la ciudad de Villa del Totoral, en el norte de la provincia de Córdoba.

Cristian Alberto Peralta es el único imputado por el brutal homicidio de María José Urbaneja (23), una joven madre que fue amenazada y luego apuñalada múltiples veces. El propio acusado reconoció el homicidio en el juicio que se lleva adelante en la Cámara 8ª del Crimen y dijo que está "arrepentido" de haberlo cometido.

Hoy, el fiscal de Cámara Hugo Almirón solicitó 18 años de prisión por el homicidio, en tanto que el querellante Carlos Nayi, en representación de la familia de la víctima, pidió 22 años.

La defensa del acusado solicitó que Peralta sea absuelto al considerar que no comprendió la criminalidad de sus actos.

El Tribunal pasó a un cuarto intermedio y el día 20 dictará sentencia.

Cabe aclarar que, para la época en que se cometió el asesinato, el Congreso aún no había aprobado la figura de "femicidio", que conlleva la prisión perpetua. Es por esto que Peralta es juzgado por una figura de menor peso judicial.

La muerte de Urbaneja motivó una catarata de críticas a la Justicia de Jesús María por presunta inacción, dado que el 13 de noviembre de 2012 la muchacha, harta de las amenazas de muerte, tomó valor y denunció a Peralta. Sin embargo, la denuncia no tuvo eco y el día 26 de ese mes la muchacha fue secuestrada y apuñalada múltiples veces, indicó el querellante Nayi.

Dia a Día 11-3-15



El fallo se conocerá el 20 de este mes

e Cristian Peralta (24) asesinó de 32 puñaladas a su expareja, Maria José Urbaneja, en la localidad de Villa del Totoral, en 2012, no hay dudas. La expectativa ahora está en saber qué resolverán los jueces de la Cámara 8ª del Crimen de Córdoba, que dará a conocer su veredicto en un par de días.

Hace instantes, en el juicio que se le sigue al hombre, hoy el fiscal Hugo Almirón pidió 18 años de prisión, mientras que el querellante Carlos Nayi (representa a la familia de la víctima) exigió 22 años de cárcel por autor de homicidio simple. No se aplica la figura de "femicidio", ya que el crimen sucedió antes de la modificación del Código Penal en materia de violencia de género.

El defensor de Peralta, Jorge Johnson, pidió la absolución del homicida, al entender que actuó bajo un estado de emoción violenta. El letrado añadió que, en caso de que los jueces no compartan ese criterio, le apliquen el mínimo de la pena: 8 años de cárcel.

Según la causa, Peralta había amenazado dos semanas antes a María José con que iba a matarla. Las denuncias previas a la Justicia no evitaron el dramático final. Ambos eran padres de una pequeña.

El 26 de noviembre de 2012, Peralta raptó a "Majo" cuando ella iba en moto con otra chica, cerca del balneario del pueblo. Tras sujetarla de los pelos, la condujo hasta su vivienda y, tras una discusión, comenzó a atacarla con un cuchillo. Familiares de la chica alcanzaron a detenerlo dos veces, pero el hombre nunca se detuvo hasta terminar de matarla. "Ya está", fue la frase que alcanzó a decir, cuando cometió el asesinato. Fue detenido a las horas, cuando huía en un auto.

María José se había separado de Peralta tras descubrirle una infidelidad. Él insistió durante largo tiempo en reanudar la relación. En ese cuadro, la amenazó de muerte. La familia de la chica hizo presentaciones judiciales en los tribunales de Jesús María. Los avisos previos no evitaron el dramático final. El juez de familia de Jesús María, José Sartori, fue denunciado.

El fallo contra Peralta se conocerá el próximo viernes 20 del corriente.

Ya en la casa, pasó lo peor.

La Voz del Interior 10-3-15


Piden penas de 18 y 22 años de prisón por el femicidio


el pedido fue realizado por el fiscal Hugo Almirón y el querellante Carlos Nayi. Cristian Peralta, acusado de matar de más de treinta puñaladas a María José Urbaneja, no mostró ningún tipo de arrepentimiento. El fatal episodio ocurrió en Villa del Totoral en noviembre de 2012. Por Martín Pedoni.

Martín Pedoni | mpedoni@lmcordoba.com.ar

El fiscal Hugo Almiron reclamó 18 años de prisión para Cristian Peralta, acusado de asesinar de una treintena de puñaladas a María José Urbaneja en Villa del Totoral.

En tanto el abogado querellante Carlos Nayi reclamó 22 años de prisión para el acusado del supuesto delito de homicidio simple y privación ilegítima de la libertad, entre otros.

En su alegato el representante del Ministerio Público Fiscal sostuvo que el acusado no mostró arrepentimiento por lo que consideró fue un daño irreparable.

Almiron recalcó los dichos de la testigo clave, Beatriz Peralta, prima del acusado, y recriminó la falta de solidaridad de un vecino al pedido desesperado de ayuda ante la brutal agresión.

A su turno, el doctor Nayi indicó que se trató de un proceder criminal planificado por Peralta, que literalmente le hizo sentir la muerte cuando la apuñaló una y otra vez.

El querellante, que representa a los padres de Majo Urbaneja, puntualizó que el trágico episodio fue el desenlace de la crónica de una muerte anunciada.

En ambos posiciones, tanto el fiscal como Nayi, coincidieron en que el imputado Peralta era consciente de sus actos, ya que al salir de cometer el acto criminal tomó su auto, habló por teléfono con su amigo y viajó hasta donde estaba su padre.

El tribunal de la Cámara Octava del Crimen recién resolverá la sentencia del juicio el próximo viernes 20 del corriente.

La Mañana de Córdoba 10-3-15



Comenzará el juicio del asesino de María José Urbaneja


La mujer lo había denunciado dos semanas antes porque la amenaza había sido clara: ?O volvés conmigo, o te mato?. Y el sujeto apareció sin que policías ni Justicia hubieran hecho algo. El joven raptó a la chica con su auto, la llevó hasta la casa donde ella residía y le aplicó, en cuatro momentos, unas 25 puñaladas en el cuerpo. Además, fue degollada.

La víctima fue María José Urbaneja, quien tenía 23 años y era madre de una niña. El drama sucedió en la tarde del 26 de noviembre de 2012 en la localidad de Villa del Totoral, 80 kilómetros al norte de Capital.

Casi dos años después, el confeso asesino, Cristian Alberto Peralta (26), comenzará a ser juzgado esta semana en la Cámara 8ª del Crimen de Córdoba. Llega acusado por homicidio simple, coacción y privación ilegítima de la libertad. Sin embargo, antes de que empiece el proceso oral y público, ya hay debate. Es que según trascendió, el fiscal estaría por acordar un juicio abreviado con el defensor de Peralta, instancia absolutamente legítima por nuestras normas, y se habría establecido una propuesta de 11 años de cárcel.

Sin embargo, la familia de la víctima, parte querellante en el caso, se opone a esta instancia y exigirá que el acusado sea sometido a un juicio con testigos y que se agrave la figura a la de un homicidio con alevosía.

La Voz del Interior 24-8-14


Los padres de María José Urbaneja acusan al titular del Juzgado, personal judicial y efectivos policiales por no evitar el asesinato de su hija. Quince días antes de su homicidio, la víctima había pedido auxilio sin éxito a la policía.


Cabe recordar que la joven Urbaneja, de 26 años, fue asesinada de una veintena de puñaladas el pasado 26 de noviembre por su pareja, Cristian Alberto Peralta, actualmente detenido. (Ver: Femicidio: mató a su ex concubina con seis puñaladas)Los padres de María José Urbaneja radicaron una denuncia ante la Fiscalía General de la Provincia contra el titular del Juzgado de Primera Instancia y Única Nominación en lo Civil, Comercial, Conciliación y Familia de la ciudad de Jesús María, José Antonio Sartori, su secretaria Liliana de las Mercedes Tarragona, otro funcionario judicial con grado de responsabilidad y el personal policial interviniente en la denuncia formulada por la víctima en la departamental de Villa del Totoral a cargo del comisario Pregot.

Carlos Nayi, abogado de la familia, precisó a Crónica Matinal que los padres de esta joven se presentan a los fines de denunciar la inacción, no solamente por parte de la estructura policial, sino de los operadores judiciales.

En la denuncia le piden al jefe de los fiscales instruir una urgente y profunda investigación respecto de la denuncia formulada por su hija, 15 días antes de que la asesinen y que no encontró eco ni en la autoridad policial ni judicial.

"Por cuanto el día 13 de noviembre, esta joven madre, comparece a la autoridad policial, denuncia que estaba amenazada de muerte por parte de un agresor violento, con antecedentes, que portaba un arma de fuego (...) Pero pese a esto, desde el día 13 hasta el 26, en que se produce el asesinato, la Justicia no ordenó ninguna medida de restricción ni prohibición de acercamiento, ni ninguna otra medida", señaló Nayi.

El abogado explicó que la Ley 9283 de Violencia Familiar le entrega "herramientas formidables" al juez para actuar pero nada se hizo, y esto "forma parte de la crónica de una muerte anunciada".

"El agresor condenó a muerte a una persona, que pidió auxilio a la justicia y se la dejó en una situación de desemparo absoluto (...) Una muerte que se podría haber evitado por medio de una acción de la justicia, temporánea y en forma, pero nada de esto ocurrió", lamentó el abogado patrocinante de la familia.

 

Desamparo e inoperancia

"Consideramos que hubo un total desamparo hacia nuestra hija. Inoperancia... Estando ya la las leyes establecidas, ella podría haber sido protegida. Dentro de todo el dolor, agradezco que no haya sido atacada nuestra nieta", manifestó la madre de María José en las puertas de Tribunales.

"Hay un protocolo de procedimiento que no se siguió. La Ley de Violencia Familiar vigente desde marzo de 2006 le entrega al magistrado herramientas claras para actuar de inmediato y detener al agresor, pero nada se hizo", amplió Nayi.

cba 24 n. 3-12-12

Los padres de María José Urbaneja radicarán mañana una denuncia ante la Fiscalía General de la Provincia contra el titular del Juzgado de Primera Instancia y Única Nominación en lo Civil, Comercial, Conciliación y Familia de la ciudad de Jesús María, José Antonio Sartori, su secretaria Liliana de las Mercedes Tarragona, todo otro funcionario judicial con grado de responsabilidad y el personal policial interviniente en la denuncia formulada por la víctima en la departamental de Villa del Totoral a cargo del comisario Pregot y demás personal policial.

Cabe recordar que la joven Urbaneja, de 26 años, fue asesinada de una veintena de puñaladas el pasado 26 de noviembre por su pareja, Cristian Alberto Peralta, actualmente detenido.

En la denuncia le piden al jefe de los fiscales instruir una urgente y profunda investigación respecto de la denuncia formulada por su hija, 15 días antes de que la asesinen y que no encontró eco ni en la autoridad policial ni judicial.

Los padres de la joven son patrocinados por el doctor Carlos Nayi y pedirán ser querellantes particulares en la causa.

La joven convivió diez años con Peralta y producto de esa relación tuvieron una niña que actualmente tiene dos años de vida.

Urbaneja había descubierto que el hombre llevaba una vida paralela con otra mujer y decidió poner fin a la relación.

Ante esta situación, Peralta la amenazó con matarla a ella y a la hija de ambos.

La joven radicó la denuncia por amenazas en la Departamental de Villa del Totoral y pidió protección policial porque temía por su vida y la de su hija.

Cadena 3 2-12-12

cargando....
cargando....

Publicaciones

cargando....
cargando....