Denuncian irregularidades en el Cementerio San Vicente
Caso Carina Drigani
Caso Celeste Montes
Caso Andrea Castana, asesinada en marzo 2015
Drazile imputado por la Cámara Federal de Casación Penal por el caso Alós
Femicidio Liz Funes, la justicia admitió a su hermana como querellante 2-5-16
Caso CBI ya son tres los detenidos: Rodrigo, Vega y Sarrafian
Solo una condena por la muerte de Jonathan Villegas
Caso Nehemías prisión efectiva a policia y guardacarcel
Huracanes sacuden a la Policía de la Provincia de Córdoba
La secretaria de la oficina de Violencia de género imputada por hurto y vinculada al femicidio de Urbaneja
Comisario Marquez condenado por detenciones ilegales
Caso Hernán Sánchez
Femicidio Ingrid Vidosa
Siete imputados por violencia policial- Pasan a retiro a comisarios
Marcos Roldán desaparecido en diciembre 2013 Chile
Histórico juicio por la contaminación de Bº Ituzaingó
Promueven acción penal por el parto en el baño del neonatal
Paola Pedraza, llega a juicio por caso de discriminación

BARRIO ITUZAINGÓ JUICIO

Madres de Ituzaingó: 15 años de pelea por el ambiente


En acción. Marcela Ferreyra, Norma Herrera, Vita Ayllon y Julia Lindon, cuatro de las integrantes del Grupo de Madres de Ituzaingó Anexo. (Ramiro Pereyra)


En marzo de 2002 salieron a la calle por primera vez para reclamar atención sanitaria ante la cantidad de enfermos en el barrio.Lograron mejorar la zona y alejar las fumigaciones, nuevas normas ambientales y un juicio inédito. Dicen que la lucha continúa. Un juicio histórico

?Algo está pasando?. Eso empezó a escucharse aquel febrero de 2002. Lo dijo con timidez la verdulera, después su vecina, luego todos los que caminaban por esa cuadra de barrio Ituzaingó Anexo, sorprendidos de ver con barbijo tantas caras conocidas, demasiados enfermos concentrados en ese rincón perdido del sur de la ciudad de Córdoba.

?Pedíamos que hicieran estudios, que vinieran médicos, que nos prestaran atención?, dice Marcela Ferreyra, una de las integrantes del Grupo de Madres de Ituzaingó Anexo.

Pero nadie las escuchó. Hasta que decidieron salir.



?Era la primera vez que cortábamos una calle. No sabíamos bien qué hacer. Nos escondíamos de las cámaras?, recuerda Vita Ayllón en el patio de su casa, escenario de muchos de los encuentros donde desde hace 15 años las madres concentran su lucha.


Junto a ellas está Norma Herrera, madre de Brisa, la niña que tenía 3 años en ese entonces, cuyo rostro con barbijo se transformó en un ícono del reclamo barrial. ?Me uní a las madres por Brisa, que tenía leucemia y no conseguíamos que el Hospital de Niños nos diera la medicación a tiempo?, dice Norma, que mira a su hoy ?pequeña? de 18 años y no puede contener la emoción.

RELACIONADAS



MIRÁ. Un juicio histórico

En aquellos días de 2002, los vecinos del barrio ?la mayoría, mujeres? cortaron el camino a Interfábricas para que los escucharan: detectaban casos de cáncer, leucemias y alergias en cantidades que nunca antes había notado.

Más allá de sus percepciones y relevamientos propios, era evidente que algo pasaba, aunque nunca hubo un informe oficial determinante, que todas las partes validaran por igual.

El caso de Ituzaingó Anexo llena bibliotecas y divide aguas. En ese espacio pegado entonces a campos de cultivos, en el límite sur de la ciudad, durante años se discutió sobre la incidencia de los distintos tipos de cáncer en esa población, hubo peleas para determinar si las causas tenían que ver con el agua contaminada, con los agroquímicos, con el PCB de los transformadores o con supuestos residuos de viejas fábricas.

Municipio, Provincia y Nación debieron implicarse de distintas maneras para averiguar qué pasaba y qué hacer. Se cruzaron versiones, ideologías y desidias.

Lo concreto: la lucha de las madres influyó en ordenanzas y normas que comenzaron a regular y a estirar las distancias para fumigar en zonas urbanas. Consiguieron que llegara el agua potable, que asfaltaran calles, que se instalara un centro de salud, que al menos por un tiempo llegaran especialistas con atención y recursos para los enfermos.

Y fueron las protagonistas de la primera condena por fumigaciones ilegales en el país. (Ver Un juicio... ). ?Las autoridades nos decían que teníamos los mismos problemas que en otros barrios, negaban el problema y lo siguen negando?, se enoja Vita.

Todas tuvieron algún familiar, algún amigo, algún vecino enfermo que las motivó a formar el grupo de Madres, pero también el deseo de cambiar el barrio y mejorar su calidad de vida.

?Hacíamos empanadas para conseguir la plata para el ómnibus en el que ir al hospital. Pedíamos por los medios? a veces una deja la dignidad de lado cuando peligra la salud de un hijo?, recuerda Norma.

Marcela se queja: ?Estamos abandonados, luchando para que traigan más médicos porque el centro de salud no da abasto con tanta gente de otros barrios?.

?Pedimos que hagan un seguimiento de los chicos que tienen agrotóxicos en sangre, pero no logramos nada todavía?, dice Vita.

?A todas nos pasaron cosas terribles, pero estamos de pie, luchando por el derecho a un ambiente sano?, agrega Julia Lindon.

?No es difícil enfrentar al Gobierno ni a las corporaciones cuando se va con la verdad. Al poder lo tenemos las mujeres que luchamos. Somos semillas que germinan sin parar por la vida de muchas personas que hoy no están?, dice Sofía Gatica, otra de las madres que acompañaron la lucha desde sus inicios.

Fueron pioneras. En Córdoba y en el país. Y la siguen peleando.

La Voz del Interior 20-3-17


Elevan a juicio la causa por contaminación en Ituzaingó

Por primeara vez en la historia se buscará establecer causalidad entre la aplicación de agrotóxicos y la muerte de 272 personas.

Finalmente quedó firme la causa por contaminación a través del uso de agrotóxicos en la zona de barrio Ituzaingó Anexo. La Cámara 7ª del Crimen estará a cargo de llevar adelante el juicio oral y público tras el rechazo del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba al último recurso presentado por los abogados de los acusados.

En total son seis los imputados bajo la acusación de "contaminación dolosa ambiental continuada". En el banquillo estarán: el productor agropecuario Francisco Parra, el aeroaplicador Edgardo Pancello, los hermanos empresarios Javier Amuchástegui y Fernando Amuchástegui (directivos de la firma Tecnocampo), la ingeniera agrónoma, que trabaja en dicha firma, Alejandra Mendizábal Pizarro y Gustavo Alejandro Amaya, también aviador.

"El TSJ ha liberado el camino para que sean juzgados oral y públicamente. Los hechos concretamente son: la aplicación de agrotóxicos en luagres prohibidos, en lugares residenciales cercanos a niños, ancianos, mujeres embarazadas y que costaron vidas", explicó Carlos Nayi, abogado de los más de 70 vecinos que se constituyeron como querellantes.

Con la elevación a juicio, será la primera vez en la historia judicial del país y del mundo que se buscará establecer las causalidades entre la aplicación de agrotóxicos y 272 muertes que tuvieron lugar entre 2000 y 2009.

"Trataremos de demostrar con historias clínicas, estudios clínicos, con documentos, estudios de suelo y una serie de trabajos científicos el nexo causal entre esos agrotóxicos, la permanencia de esos residuos peligrosos, y la muerte de estas personas", precisó Nayi.

Vale recordar que Parra y Pancello ya fueron condenados en el primer juicio desarrollado en 2012. (Ver: La sentencia confirmó que hubo delito)

Cba 24 N 25-11-15


Confirman el juicio oral y público de la causa madre de barrio Ituzaingó

Un productor agropecuario, dos aeroaplicados y 3 ingenieros agrónomos deben enfrentar el proceso por supuesta ?contaminación ambiental dolosa?. El debate se llevará a cabo el año próximo en la Cámara 6ª del Crimen.


Quedó confirmado el juicio oral y público en la denominada causa madre por las supuestas fumigaciones clandestinas en barrio Ituzaingó Anexo. El debate se realizará en 2016 en la Cámara 6ª del Crimen.

De acuerdo a la requisitoria fiscal, el productor agropecuario Francisco Rafael Parra; los aeroaplicadores Edgardo Jorge Pancello y Gustavo Alejandro Peralta; y los ingenieros agronómos Javier Eduardo Amuchástegui, Fernando Ramón Amuchástegui y Alejandra del Carmen Mendizábal Peralta deberán responder por el supuesto delito de ?contaminación ambiental dolosa? en los términos del artículo 55 de la Ley de Residuos Peligrosos 24.051.

En su resolución, el fiscal de Instrucción, Carlos Matheu, señaló que la acusación que recae sobre el primero de los nombrados se refiere a las fumigaciones ilegales realizadas en el año 2004 en ese barrio. En tanto, los restantes fueron acusados en relación a las fumigaciones ilegales efectuadas en el 2007 en el barrio Las Quintas Country Club de la comuna de Los Cedros.

Asimismo en la misma citación a juicio se instó al juez de Control al sobreseimiento de los imputados Jorge Gabrielli, Marcelo Bolatti, Edgardo Pancello, Gustavo Peralta y Ernesto Freyer, respecto de los hechos ocurridos en barrio Ituzaingó Anexo en los años 2003 y 2004.

La Mañana de Córdoba 25-11-15


Histórico juicio por las fumigaciones en barrio Ituzaingó

Quedó firme la elevación a debate de la ?causa madre?. Determinarán si hay causalidad entre los agroquímicos y las enfermedades.

0

Por primera vez en el país se realizará en Córdoba durante 2016 el juicio en el que buscará probarse la relación de causalidad entre las fumigaciones con agroquímicos y enfermedades producidas a una población urbana. Ayer, en el seno del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) quedó firme la elevación a debate oral y público de la ?causa madre? por contaminación masiva en Ituzaingó Anexo.

Será este el segundo juicio por un caso con varias similitudes en cuanto a hechos e implicados. En agosto de 2012, la Cámara 1ª del Crimen de la ciudad de Córdoba condenó a 3 años de prisión condicional al productor rural Francisco Parra y al piloto aeroaplicador Edgardo Pancello por contaminación ambiental a partir de fumigaciones ilegales en campos lindantes con este barrio.

Según esa sentencia confirmada el 17 de septiembre pasado por el TSJ, Parra es el ?autor? de contaminación ambiental en forma continuada, por un hecho ocurrido entre octubre de 2003 y febrero de 2004, y, por mayoría, por otro sucedido en 2008. Pancello quedó sindicado como ?coautor? de contaminación por el hecho de 2008.

Ahora, los acusados son, además de Parra y Pancello, el empleado de este y aviador Gustavo Alejandro Peralta Amaya, los directivos de la firma Tecnocampo Javier Eduardo Amuchástegui y Fernando Ramón Amuchástegui, y la ingeniera agrónoma Alejandra del Carmen Mendizábal Pizarro.

El delito que se les reprocha es contaminación dolosa agravada continuada, que según el artículo 200 del Código Penal establece penas de 10 a 25 años de prisión. Recordemos que en caso de ser hallados culpables, Parra y Pancello deberán cumplir prisión efectiva, no sólo por tener sentencia condicional sino por lo elevado del mínimo del delito por el que enjuicia.

Los hermanos Juan Manuel y Ximena Aráoz, defensores de Parra, habían recurrido en queja al TSJ porque la Cámara de Acusación les había negado la posibilidad de casar. Hace unos días, el TSJ desechó esa queja y, ayer a las 10, al no presentar los abogados la solicitud de recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia, la elevación quedó firme.

La Voz del Interior 25-11-15


POSPONEN EL JUICIO DE BARRIO ITUZAINGO

Se debe al pedido de una "probation" por parte de un imputado. La querella descarta que el beneficio pueda ser concedido.

El pasado 12 de junio, la Cámara de Apelaciones de la Provincia ratificó la elevación a juicio de la ?causa madre? por contaminación dolosa con agroquímicos en barrio Ituzaingó Anexo de la ciudad de Córdoba. (ver: Ituzaingó: la Justicia ratifica juicio por contaminación)

Sin embargo, hoy se conoció que el abogado de uno de los imputados pidió la suspensión de juicio a prueba que obliga al juez revisar la solicitud y expedirse en consecuencia. Esto hará que el inicio del juicio deba demorarse.

Para el abogado representante de la querella, Carlos Nayi, el pedido de "probation" responde sólo a una estrategia defensiva que busca extender las fechas.

En este nuevo juicio se investigarán los casos de personas presuntamente afectadas por la fumigación con agroquímicos en campos aledaños al barrio. Su elevación había sido ordenada por el juez de control Carlos María Romero, pero los acusados apelaron el fallo.

Según el letrado, "las muertes no se negocian" y descartó que exista alguna posibilidad que cualquiera de los imputados reciba el beneficio de la probation.

"Si se llega a acreditar en esta causa madre que las muertes responden a la aplicación de agrotóxicos en lugares y momentos prohibidos por la ley, más allá que va a ser un fallo histórico, de ninguna manera habilita la posibilidad de que sean premiados (los imputados) por una probation", aseguró Nayi.

Los seis acusados son: el productor agropecuario Francisco Parra, los aeroaplicadores Edgardo Jorge Pancello y Gustavo Alejandro Peralta Amaya, los propietarios de la empresa Tecnocampo que aplicó los plaguicidas ?Javier Eduardo Amuchastegui y Fernando Ramón?, y la ingeniera agrónoma Alejandra del Carmen Mendizabal Pizarro. 

cba 24 N 29-6-15


causa madre por contaminación dolosa con agroquímicos en barrio Ituzaingó Anexo de la ciudad de Córdoba fue elevada a juicio por el juez de control Carlos María Romero.

?El juzgado de control rechazó la oposición que habían presentado los defensores de todos los imputados y confirmó la elevación a juicio tal cual como venía de la fiscalía?, indicó a La Voz del Interior el fiscal Carlos Matheu.

Con la resolución de Romero, la causa se eleva a juicio para que el Tribunal Superior de Justicia defina la cámara donde se desarrollará, a menos que los imputados apelen la resolución. En ese caso, la causa iría a la Cámara de Acusación para que defina si mantiene el criterio del juez de control o no.


Imputados

En la causa, hay seis imputados como coautores del delito de ­con­taminación ambiental ­dolosa por el artículo 55 de ?la Ley de Re­si­duos Peligrosos 24.051 por he­chos cometidos ?en 2003 y 2004.

Los imputados son el productor agropecuario Francisco Rafael Parra, el piloto aeroaplicador Edgardo Pancello ?ambos condenados en la causa por fumigaciones?, su empleado y aviador Gustavo Alejandro Peralta Amaya, los hermanos empresarios Javier Eduardo y Fernando Ramón Amuchástegui (directivos de Tecnocampo SA) y la ingeniera agrónoma de esa firma, Alejandra del Carmen Mendizábal Pizarro.

Condena

El 21 de agosto de 2012, la Cámara 1ª del Crimen de Córdoba condenó por primera vez a un productor y a un aeroaplicador por contaminación dolosa. La causa en su contra había sido iniciada en 2004, a partir del reclamo de vecinos de barrio Ituzaingó Anexo, por los problemas de salud que observaban en el sector.

La llamada ?causa madre? originalmente se nutre de aplicaciones de agroquímicos durante 2003 y 2004 en barrio Ituzaingó Anexo.

A diferencia de la causa juzgada en 2012, en este expediente el fiscal trata de estrechar la relación entre enfermedad y exposición a los agroquímicos.

Las últimas estadísticas que maneja el fiscal Matheu sostienen que de 2000 a 2009 murieron 272 personas en barrio Ituzaingó Anexo, de las cuales 82 fallecieron por tumores cancerígenos. También considera que actualmente hay 143 personas que padecen cáncer.

Acumulada

En 2007 se hicieron fumigaciones en Los Cedros, causa que se acumula con la ?causa madre? porque uno de los imputados es Pancello. Se trata de denuncias de vecinos de Las Quintas Country Club (camino a Alta Gracia), quienes sostienen que el 19 de enero y el 19 de febrero de 2007 se fumigó junto a la calle, sin guardar distancia alguna.

Para esa fecha ya se habría violado la ley provincial 9.164 que sostiene que con los plaguici­das y herbicidas clase 1 y 2 no de­ben hacerse aeroaplicaciones a menos de 1.500 metros de á­reas urbanizadas. Y en el caso de fumigaciones terrestres, a menos de 500 metros. En estos casos se habrían utilizado ?cipermetrina? y ?endosulfán?.

El otro juicio

El 21 de agosto de 2012, la Cámara 1ª del Crimen de Córdoba condenó por primera vez a un productor y a un aeroaplicador por contaminación dolosa en Ituzaingó Anexo. La causa en su contra había sido iniciada en 2004.

lA vOZ DEL NTERIOR 12-6-15


La Cámara de Apelación confirmó la elevación a juicio de la "causa madre" por contaminación dolosa con agroquímicos.

La Cámara de Apelaciones de la Provincia de Córdoba ratificó la elevación a juicio de la ?causa madre? por contaminación dolosa con agroquímicos en barrio Ituzaingó Anexo de la ciudad de Córdoba.

La denominada "causa madre" por contaminación en barrio Ituzaingó Anexo investiga los casos de personas presuntamente afectadas por la fumigación con agroquímicos en campos aledaños a dicha zona de la ciudad. Había sido elevada a juicio por el juez de control Carlos María Romero pero los acusados apelaron el fallo.

En 2012, la Cámara I del Crimen de Córdoba sentenció a tres años de prisión condicional, no efectiva, al agricultor Francisco Parra y al piloto aeroaplicador Edgardo Pancello, encontrados culpables del delito de contaminación ambiental dolosa. Este juicio sentó las bases de una demanda mayor y reconoció la contaminación ambiental producto de la fumigación con agrotóxicos como un delito.

Ahora, se investigará si las enfermedades y muertes registradas entre los vecinos del barrio entre 2003 y 2004 fueron efectivamente causadas por la aplicación de agroquímicos a través de pulverizaciones de fumigadoras.

Para que se configure el delito de contaminación ambiental basta con que exista la posibilidad de que las personas hayan visto afectada su salud por el accionar de los imputados. No es necesario demostrar un vínculo directo entre la aplicación de agroquímicos y las enfermedades. Sin embargo, si esta relación se demostrara, las penas podrían agravarse.

Los imputados en esta causa como coautores del delito de contaminación ambiental dolosa por el artículo 55 de la ley de Residuos Peligrosos 24051 por hechos cometidos en 2004 son: el productor agropecuario Francisco Parra, el piloto aeroaplicador Edgardo Pancello, el también aviador Gustavo Alejandro Amaya, los hermanos empresarios Javier y Fernando Amuchástegui (directivos de la firma Tecnocampo) y la ingeniera agrónoma, que trabaja en dicha firma, Alejandra Mendizábal Pizarro.

Los resultados del juicio pueden ser cruciales para precisar la peligrosidad de los agroquímicos que se aplican en cientos de pueblos y ciudades de la provincia y el país.

CBA 24 N 12-6-15


LA SALUDABLE PARCIALIDAD DE LOS FISCALES: El elenco de garantías consagradas en materia penal, inevitable desprendimiento del art. 18 de la Constitución Nacional, fortalece de manera irrestricta los tres pilares fundamentales del procedimiento en materia criminal, con tres funciones operativas  diferentes, acusación, defensa y prueba, escenario en el que los representantes del Ministerio Público con independencia funcional y de criterio,  son fieles defensores de  los intereses de la sociedad toda, aunque sin convertirse en órganos ciegos e irreflexivos, premisa básica para preservar la legalidad del interés público. Comercio y Justicia 9-5-17

 

EXCEPTIO VERITATIS- LA EXENCION DE RESPONSABILIDAD PENAL La  protección penal efectiva del derecho al honor  y los límites de la respuesta punitiva en los tipos delictivos de Injurias y Calumnias, se aprecia en su verdadera dimensión jurídica en la prueba de la verdad “Exceptio Veritatis”. La procedencia de este beneficio en materia de imputaciones delictivas o acusaciones agraviantes,  reconoce su fundamento en la necesidad de alcanzar la efectiva protección  del interés social superior que prevalece sobre el individual, fortaleciendo los criterios de persecución penal en contra de los auténticos responsables de actividades ilícitas, eximiendo de responsabilidad penal a los que obran mediando causales de justificación eximentes de responsabilidad. Comercio y Justicia 17-4-17

LOS PELIGROS DE LA ERA DIGITAL Y EL ROBO DE IDENTIDAD Un verdadero sismo ha generado en nuestra  sociedad la incursión de novedosas modalidades delictivas que enmudecen e inmovilizan  .  Repugnantes  conductas que  ocultan el verdadero rostro de quien delinque desde la oscuridad , enfundado en  un disfraz que oculta el peligro real , y que exhibe técnicas que  perfeccionan peligrosamente su estilo en el tramo ejecutivo de  cada acción delictiva. Se trata de la inclemente irrupción de desconocidas actividades que asoman desde el horizonte de la ilegalidad y que se fortalecen peligrosamente al ritmo del desarrollo a nivel mundial del fenómeno de la globalización Comercio y Justicia 23-3-17

REGIMEN PENAL JUVENIL-EDAD DE IMPUTABILIDAD-EL DEBATE PENDIENTE En los últimos días, una frenética carrera de noticias  recorre la redacción de los principales medios de comunicación , anunciando casi como una solución mágica , frente al sismo que en nuestra sociedad genera la arremetida de la delincuencia juvenil en sus más variados ataques, bajar la edad de la imputabilidad de los menores de dieciséis a catorce años, inaugurando en materia de política criminal un esquema normativo de fondo, cuyo objetivo tal como se lo concibe no es otro que frenar el embate  de un inclemente incremento de la ola delictiva juvenil de la que participan activamente menores de edad,  sin tener en cuenta que la experiencia a nivel mundial en materia criminal, ha demostrado que el incremento  de los índices de criminalidad, no se compadece  con la severidad del régimen punitivo, bajando la edad de imputabilidad ni encarcelando a menores en proceso de desarrollo Comercio y Justicia 20-2-17

LA TEORIA DE LA ADECUACION SOCIAL Y LA EXCLUSION DE RESPONSABILIDAD EN MATERIA  PENAL Toda sociedad aspira a que cada uno de sus integrantes cualquiera sea su actividad, destino, posición económica, nivel cultural, religión etc  adecúe su conducta al régimen legal en vigencia, asumiendo una actitud civilizada, contexto en el que no resulta prudente ni admisible admitir la justificación de determinados comportamientos que transgreden el umbral de lo permitido, invadiendo el terreno de la ilegalidad so pretexto de ausencia de impacto por la nimiedad del perjuicio ocasionado en el desarrollo de estas acciones o por las características particulares que reviste la modalidad comisiva. Comercio y Justicia 9-2-17

EL CODIGO PENAL Y EL INFAME NEGOCIO DE LA MUERTE en los últimos años, la crónica policial con alarmante frecuencia nos ilustra acerca de prácticas perversas vinculadas a comportamientos humanos tan infames como indescifrables, tan cobardes como inaceptables, escenario donde un inadmisible vacío legal a la hora de reprimir determinadas inconductas generan desconcierto, desasosiego y hasta alarma social,  quedando al desnudo una inclemente realidad que viola las leyes de una nación y ofende a Dios Comercio y Justicia 15-12-16